FANDOM


"Los que Tienen poder", "Los Poderes" (en Quenya) es el nombre dado a los grandes Ainur que penetraron en  al comienzo de los tiempos, y que cumplieron la función de guardianes y regentes de Arda. Llamados también "los Grandes", "los Regentes de Arda", "los Señores del Occidente", "los Señores de Valinor". La forma femenina es "Valier". Son aquellos espiritus de mayor poder que bajaron al mundo para darle forma y construirlo a semejanza de la Gran Música de los Ainur, que había sido cantado al principio de la creación.

Los Valar (singular vala) son aquellos de los Ainur (o espíritus nacidos del pensamiento de Ilúvatar) de mayor jerarquía que decidieron entrar en para completar la visión de Ilúvatar. Como Ainur que son, no tienen una forma física ni sexo; sin embargo, por diferencias en el temperamento, algunos tomaron forma femenina y otros masculina. En un principio eran quince, pero tras la traición de Melkor, sólo se contaron como Valar a catorce:

En debido orden, siete Valar:

y siete Valier:

El otro fue Melkor, a quien no consideraban como un Valar, ni lo contaban entre ellos. Con la traición de Melkor, este dejo de contarse entre los Valar y su nombre no se Pronuncia en la Tierra. Más tarde, Melkor sería conocido como:

Origen

Eru Iluvatar 1

Eru Ilúvatar

En un principio, cuando sólo Eru Ilúvatar existía, este creó de su pensamiento a los Ainur. Estos se dividian en importancia según su poder y la parte que reflejaban del pensamiento de Eru. De esta manera, entre los Ainur, existían los Valar, los más poderosos y cercanos a Eru, y los Maiar, que eran muchos y algo menores en poder a los Valar. Entre los mismos Maiar, también existía cierta jerarquía, con maiar más poderosos que otros.

Cuando los Ainur entonaron la Gran Música, y Eru les mostró una imagen del mundo, un reflejo de lo que habían cantado, muchos Valar y Maiar se enamoraron de la visión y desearon entonces que esta se hiciera realidad. Cuando Eru hizo existir el mundo, muchos de los Valar y Maiar bajaron a él. Sin embargo, el mundo estaba por hacer, y era caótico, entonces los Valar comprendieron que era su tarea construirlo y hacerlo existir de acuerdo a la visión que habían visto, preparándolo para la llegada de los hijos de Ilúvatar.

Música de los Ainur

Los Ainur entonando la Gran Música

Los Valar que bajaron a Arda fueron 14, mientras que otros Valar permanecieron junto a Eru. Muchos Maiar bajaron para asistir a los Valar en su tarea, pero se desconoce su número. Melkor, bajó también pero con el único deseo de poseer para si a Arda y encontrar la llama Imperecedera, que otorgaba el don de la vida. Estuvo vagando un tiempo antes de descender a Arda. Los Valar se dedicaron a hacer montañas, rios, mares y colinas, mientras que Melkor deshacía todas sus obras, formando desiertos, barrancos y enormes cumbres.


Manwë y Melkor eran hermanos en el pensamiento de Ilúvatar, pues ambos procedían de la misma parte del pensamiento de este. Melkor era el más poderoso de los Ainur que descendieron al mundo, pero Manwë es el más cercano al corazón de Ilúvatar y el que comprende mejor sus propósitos. Así pues, Manwë fue nombrado rey de los Valar, y todos le siguieron. Melkor no aceptaba esto y pronto se retiró para vengarse, y pronto quedó clara su naturaleza y su plan para Arda.

Los Valar

LOS ARATAR:

  • Manwë Súlimo, "Señor del Aliento de Arda"
Manwë

Manwë significa "El Bendecido", y proviene de la palabra "Man" que significa "bueno", "bendecido" o "inmaculado". Su nombre deriva de su nombre en Valarin Manawenuz. Es conocido en Sindarin como Aran Einior, "el viejo Rey", y en Adûnaico como Aman. También es conocido con el apelativo de Kalamando, "Mando de Luz". Manwë es descrito con grandes ojos azules, que viste siempre con largas ropas azules y lleva un gran bastón o cayado engarzado con un zafiro hecho especialmente para él por los Noldor. Manwë es el Rey de los Valar y de Arda, y esposo de Varda Elentári, concebido en la mente de Ilúvatar del mismo lugar del que fue concebido Melkor, quien era por tanto su hermano.

Se lo designó para ser, en la plenitud de los tiempos, el primero de todos los reyes: Señor de Arda y regidor de todo lo que allí habita. Vive en la cima del Monte Taniquetil, la montaña más alta del mundo, en los salones de Ilmarin, en el reino de Valinor. Los Vanyar son los elfos más cercanos a su corazón y viven con él y con Varda en esta montaña.

Manwë 3

En Arda su deleite son los vientos y las nubes y todas las regiones del aire, desde las alturas hasta los abismos, desde los confines superiores del Velo de Arda hasta las brisas que soplan en la hierba. Lo llaman Súlimo, "Señor del Aliento de Arda". Este nombre significa "Señor de los Vientos" y viene de "sûl" "viento", Ama a todas las aves veloces de alas vigorosas y ellas vienen y van de acuerdo con lo que él ordene. Es el más noble y el de mayor autoridad entre los Valar, y tan sólo menos poderoso que Melkor. Las águilas que recorren el mundo son sus mensajeras, y le informan de todo lo que sucede en el mundo, y estas intervienen en los sucesos del mundo si manwë así lo ordena a través de los designios de Ilúvatar, con quién él de entre todos los Valar, es con quien más claramente se comunica y el que mejor entiende sus designios.

Manwë 2

Entre los Maiar a su servicio, el más conocido y poderoso era Eonwë, conocido como "El heraldo de Manwë", y pertenecía a los Maiar de mayor jerarquía. Era el segundo más poderoso de los Maiar después de Mairon, conocido también como Sauron. Cuando fue corrompido por Melkor, Eonwë pasó a ser el más poderoso de los maiar de Valinor y participó en la Guerra de la Cólera. Sauron arrepentido se acercó a él en busca de perdón. Pero como este no tenía poder o autoridad suficientes para detenerlo sólo pudo encomendarle a que se presentara a juicio ante los Valar.

Sauron sin embargo por miedo no se presentó, convirtiéndose en el nuevo señor oscuro, causando estragos en la segunda y tercera edad del sol, alzándose como una segunda amenaza para los pueblos de la Tierra Media.

  • Varda Elentári, "Reina de las Estrellas"
Varda4

Su nombre en Quenya, Varda, significa "sublime" o "ensalzada", que proviene de la palabra en Quenya primitivo, Barádâ "señora" o "fina y noble". De esta raíz primitiva también surgen otros nombres para ella: En el dialecto Telerin del Quenya se la conoce también como Baradis y en el dialecto Noldorin del Quenya también se la llama como Berethil. En Sindarin, su nombre es Elbereth, "Reina de las Estrellas", cuya traducción en Quenya es Elentári. Los Elfos se refieren a ella muchas veces con epítetos como Tintallë "Iluminadora" en Quenya, Gilthoniel "Iluminadora de estrellas" en Sindarin o Fanuilos "La siempre blanca" también en Sindarin.

la Dama de las Estrellas, es una de los Aratar y una de las más poderosas entre las Valier. Su poder reside en la luz y es la contraposición de Melkor, que representa la oscuridad. Varda hizo las estrellas y con ellas, los elfos despertaron en el Cuiviénen. Ella también llenó con su luz las dos lámparas en el principio del mundo para iluminarlo.

Varda3

Demasiado grande es la belleza de Varda para que se la declare en palabras de los Hombres o de los Elfos; pues la luz de Ilúvatar vive aún en su rostro. En la luz están el poder y la alegría de Varda. Desde las profundidades de Eä, acudió en ayuda de Manwë; porque a Melkor lo conoció antes de la ejecución de a Música lo rechazó, y él la odió y la temió más que a todos Los otros hechos por Eru.

Varda1

Manwë y Varda son esposos y viven en los palacios que se alzan sobre las nieves eternas, y viven en Oiolossë, la más alta torre de Taniquetil, la más elevada de todas las montañas de la Tierra. Cuando Manwë asciende allí a su trono y mira enfrente, si Varda está a su lado ve más lejos que otra mirada alguna, a través de la niebla y a través de la oscuridad y por sobre las leguas del mar. Y si Manwë está junto a ella, Varda oye más claramente que todos los otros oídos el sonido de las voces que claman de este a oeste, desde las colinas y los valles, y desde los sitios oscuros que Melkor ha hecho en la Tierra. Manwë y Varda rara vez se separan y permanecen en Valinor.

De todos los Grandes que moran en este mundo a Varda es a quien más reverencian y aman los Elfos, porque fueron sus estrellas las que los llamaron al mundo y parte de su primera luz ha quedado en los ojos de los elfos para siempre. Por este hecho los elfos le cantan en poemas y canciones cómo la canción "A Elbereth Gilthoniel".

  • Ulmo, "Señor de las Aguas"
Ulmo

Su nombre corresponde a un titulo, que significa "El que vierte". También es conocido como "El Rey del Mar" y como "Señor de las Aguas". Es uno de los principales arquitectos de Arda. Es el segundo en poder después de Manwë, y justo antes que Aulë, por lo que es el segundo en poder entre los Aratar. Tenía una buena amistad con Manwë. Antes de la creación de Arda, cuando lo Ainur entonaron la Gran Música, Ulmo fue el que mejor cantó y el que mejor música hizo. Esto se traduce en la versatilidad y fluidez que se ve en el agua, que es capaz de mezclarse con el aire, congelarse para volverse hielo, recorrer la tierra en forma de ríos y en esencia mezclarse con la vida. También por eso, aun hoy, se pueden oír los ecos de la música de los ainur en el agua. Está solo. No habita mucho tiempo en parte alguna, sino que se traslada a su antojo por las aguas profundas alrededor de la Tierra o debajo de la Tierra. Raras veces asistía a los consejos de los Valar, a menos que se debatieran muy grandes asuntos. Porque tiene siempre presente a toda Arda y no necesita lugar de descanso. Además no le agrada andar sobre la Tierra y rara vez viste un cuerpo, a la manera de sus pares.

Cuando los Hijos de Eru llegaban a verlo, sentían un gran terror, pues la aparición del Rey del Mar era terrible, como una ola gigantesca que avanza hacia la tierra, con un yelmo oscuro de cresta espumosa y una cota de malla que resplandece pasando del color plata a unas sombras verdes. Altas son las trompetas de Manwë, pero la voz de Ulmo es profunda como los abismos del océano que sólo él ha visto. No obstante Ulmo ama tanto a los Elfos como a los Hombres y nunca los abandona, ni aun cuando soportan la ira de los Valar.

Ulmo5

A veces llega invisible a las costas de la Tierra Media o sube tierra adentro por los brazos de mar, y allí hace música con los grandes cuernos, los Ulumúri, de conchas blancas labradas; y aquellos a quienes llega esa música, la escuchan desde entonces y para siempre en el corazón, sienten que la nostalgia del mar ya nunca los abandona. Pero Ulmo habla sobre todo a los que moran en la Tierra Media con voces que se oyen sólo como música del agua. Porque todos los mares, los ríos y las fuentes le están sometidos; de modo que los Elfos dicen que el espíritu de Ulmo corre por todas las venas del mundo. Así le llegan a Ulmo las nuevas, aun en las profundidades abismales, de todas las necesidades y los dolores de Arda, que de otro modo permanecerían ocultos para Manwë.

Ulmo no tenía ningún palacio u hogar en Valinor, a la que iba en raras ocasiones, o cualquier hogar en tierra firme pues prefería las profundidades de los mares y los rios. Su mansión, en lo profundo de Vaiya, era conocida como Ulmonan.
2393125-ulmo
Ulmo fue quien en sueños habló con Turgon y Finrod, y los instó a fundar Gondolin y Nargothrond respectivamente. Se apareció tambien ante Tuor y le apremió a ir a Gondolin como mensajero para avisar a Turgon, y una vez allí, Tuor y Idril, hija de Turgon se casaron y tuvieron a su hijo Eärendil. Ulmo más tarde salvaría a Elwing para que hiciera llegar el Silmaril a su esposo con el que pudieron llegar a Valinor y pedir ayuda a los Valar, en el cual Ulmo también los defendió en el consejo de estos, y en especial de la potencial cólera de Mandos.

Los Maiar más conocidos al servicio de Ulmo son Ossë, y su esposa Uinen. Ossë es el maia de los mares tormentosos, mientras que Uinen es la maia de los mares tranquilos. Tanto Ossë como Uinen pertenecen a la más alta jerarquía de los Maiar, terceros en poder después de Sauron y Eonwë. Ossë en un tiempo, cayó bajo la corrupción de Melkor, pero más tarde, convencido por los ruegos de su esposa, se arrepintió y volvió ante Ulmo, que lo perdonó. Ossë tambien enseñó a los Elfos el arte de la música y de la construcción de barcos, y fue muy amado entre los Falmari y los Sindar de los puertos, de la misma manera que él los amó. Sin embargo, los hombres no se fiaban de Ossë, pues pensaban que un poco de la macula de Melkor había quedado en él, y preferían honrar a Uinen Esto se demostraba especialmente en los Númenoreanos, un pueblo del mar, que la adoraban para que calmara a su esposo y les diera mares y travesías tranquilas.

Aulë1

Aulë, significa en Quenya "Invención" o quizás "creación", deriva del original en Valarin Aʒūlēz. En Sindarin a veces es llamado como Óli o Ôl. Los Enanos lo llaman Mahal, "el Hacedor", pues fue Aulë quien los creó y a quién, de entre todos los Valar, ellos más adoran. Sigue en poder a Manwë y Ulmo, siendo el tercero entre los Valar y uno de los más poderosos de entre los Aratar. Su esposa es Yavanna, Kementari, que gobierna sobre la materia viva, mientras que él lo hace sobre la materia inerte.

Domina todas las sustancias de que Arda está hecha. En un principio trabajó mucho en compañía de Manwë y Ulmo; y fue él quien dio forma a las tierras. Es herrero y maestro de todos los oficios, y los trabajos que requieren habilidad, aun los muy pequeños, tanto como de las poderosas construcciones de antaño. Suyas son las gemas que yacen profundas en la Tierra y el oro que luce en la mano, y también los muros de las montañas y las cuencas del mar.

Durante la Gran Música de la creación, el tema de Aulë trató sobre la materia fisica de la que está hecho el mundo. Cuando Ilúvatar hizo existir los temas de la Gran Música, la música de Aulë se convirtió en las tierras de Arda. Otras de sus creaciones incluyen la cadena Angainor, con la que se detuvo a Melkor, las dos lámparas y las barcazas del Sol y de la Luna.

Aule 3

Los Noldor fueron quienes más aprendieron de Aulë, quien fue siempre amigo de ellos. Melkor estaba celoso, pues Aulë era el que más se le parecía en pensamiento y en poderes; y hubo entre los dos una prolongada lucha en la que Melkor siempre estropeaba o deshacía las obras de Aulë, y Aulë se cansaba de reparar los tumultos y los desórdenes provocados por Melkor. Ambos, también, deseaban hacer cosas propias que fueran nuevas y que los otros no hubieran pensado, y se complacían en las alabanzas de los demás. Pero Aulë fue siempre leal y sometía todo lo que hacía a la voluntad de Eru; y no envidiaba la obra de los otros, sino que buscaba y daba consejo. Mientras Melkor se consumía en envidias y en odios, hasta que por último nada pudo hacer, salvo mofarse del pensamiento de los demás, y destruir todas sus obras, si le era posible.

Fëanor fue el más grande de los aprendices de Aulë, y gracias a mucho de lo que este le enseñó, pudo guardar la luz de los dos árboles y crear los Silmarils.

Aule4

Aulë creó a los Enanos. Estos llaman a su creador Mahal, y de él aprendieron también su lengua, el Khuzdûl, que Aulë inventó especialmente para ellos. Sin Embargo, los enanos no estaba planeados en la Gran Música y Ilúvatar le pidió a Aulë que los destruyera, pero tanto los quería Aule, que Ilúvatar se apiadó y los adoptó como sus hijos, dándoles fëa o espíritu y conciencia propias. Sin embargo, los Elfos debían ser los primeros en despertar, con lo que los enanos tuvieron que ser esparcidos y puestos a dormir en la piedra hasta que los elfos hubieran despertado.

Aule2

A su servicio se contaba el Maiar más poderoso de todos, Mairon "el Admirable", conocido como "El Gran Herrero de la Casa de Aulë", que más tarde sería corrompido por Melkor y conocido como Sauron "El Aborrecido". Otro de sus sirvientes, aunque de menor jerarquía que Sauron, fue Curúmo, uno de los Istari, también conocido como Saruman, que también fue corrompido en la tierra media. Otros maiar de Aulë fueron muchos de los Balrogs, y en algunos relatos se dice que Arien, la doncella del Sol, es una Maia de fuego al servicio de Aulë ( mientras en otros se dice que está al servicio de Varda). Esta corrupción se debe a que estos Maiar eran cercanos a la herrería, la habilidad y la creación y cómo tal, al poder. Por lo tanto eran más susceptible de corromperse.

  • Yavanna Kementári, "Reina de la Tierra"
Yavanna-0

El nombre de Yavanna significa "Dadora de Frutos" en Quenya, y se compone de las palabras "yáve" "fruto" y "anna", que significa "regalo" o "presente". Su apelativo Kementári le fue dado por los Elfos y significa en Quenya "Reina de la Tierra". Su nombre en Sindarin es Ivan. Otro de sus nombres es Palúrien. Es una de las más poderosas Valier y una de los Aratar más reconocidos. Entre las Reinas de los Valar, Yavanna es la más venerable después de Varda. Es esposa de Aulë y hermana de Vána en el pensamiento de Ilúvatar.

Ella creó a los Kelvar, los animales y a los Olvar, las plantas, cuyas semillas ella plantó por primera vez en Arda. Es amante de todas las cosas que crecen en la tierra, y conserva en la mente todas las innumerables formas, desde los árboles como torres en los bosques antiguos hasta el musgo de las piedras o las criaturas pequeñas y secretas del moho.

Yavanna3

En forma de mujer es alta y viste de verde; pero a veces asume otras formas. Hay quienes la han visto erguida como un árbol bajo el cielo, coronada por el sol; y de todas las ramas se derramaba un rocío dorado sobre la tierra estéril que de pronto verdeaba con el trigo; pero las raíces del árbol llegaban a las aguas de Ulmo y los vientos de Manwë hablaban en sus hojas.

Entre sus mayores creaciones se encuentran los dos Árboles de Valinor, Telperion y Laurelin. Cuando las dos lámparas fueron destruidas, los Valar se sentaron en una colina mientras Yavanna entonó una canción y Nienna lloró sobre la verde colina de Ezellohar. Así crecieron ambos árboles y fueron la mayor de las creaciones de Yavanna, consiguiendo así iluminar Valinor, pero no las otras tierras, así que iría allí de vez en cuando para curar las heridas de Morgoth. Se preocupó por siempre por las plantas y animales de la Tierra Media y junto a Ulmo fue uno de los Valar que más en mente tenía a esta en su pensamiento.

Yavanna5

Cuando Aulë habló con Yavanna, le comentó que los hijos de ilúvatar necesitarian de los arboles y frutos y de los animales para vivir y prosperar, y entonces cómo él había creado a los Enanos, ella creó entonces a los Ent, preocupada por los Olvar que a diferencia de los Kelvar, no podían huir o defenderse por si mismos, con lo que necesitaban de protección. Y gracias a la aprobación de Eru Ilúvatar nacieron los Ents para proteger las cosas que crecen.

Yavanna4
Cuando Yavanna plantó las semillas en el mundo, no fue hasta que las lámparas fueron puestas en el mundo, que estas despertaron y comenzaron a brotar. Cuando cayeron las lámparas, Yavanna las puso en letargo para que pudieran sobrevivir a la noche que se había instaurado, permaneciendo dormidas. A su servicio estaba el Maia Aiwendil, uno de los Istari, conocido como Radagast. En algunos relatos antiguos, Melian también se relacionaba con esta Valië. Radagast, sin embargo, falló su misión y fue incapaz de completarla pues cómo Yavanna, amaba los animales y las plantas y se preocupó por ellas tanto que descuidó su misión para con los pueblos de la tierra media, prefiriendo vivir en los bosques entre las plantas y los animales de los que tenía grandes conocimientos.
Mandos-0

Námo, que significa en Quenya "Juez" o "Ordenador de todas las cosas", es uno de los Aratar, y uno de los Fëanturi; el mayor, siendo hermano de los Valar Irmo (Lórien) y Nienna en el pensamiento de Ilúvatar. Es el sexto en poder entre los Valar y el quinto entre los Aratar. Habita en las estancias de Mandos, en el oeste de Valinor y muchas veces, él mismo toma el nombre del lugar en el que habita, por eso es comúnmente llamado también Mandos, que significa en Quenya "Fortaleza-Prisión". Proviene de la palabra "mandost" "Castillo de la Custodia", que deriva a su vez de "mbando" "custodia" y "ost" "castillo o fortaleza". Se le conoce también con el apelativo Morimando "Mando oscuro", en oposición a Manwë. Es el Valar del destino y es el guardián y señor de las Casas de los Muertos, y convoca a los espíritus de quienes tuvieron una muerte violenta. Tiene la responsabilidad de pronunciar todas las profecías y juicios de Eru Ilúvatar bajo orden de Manwë. No olvida nada; y conoce todas las cosas que serán, excepto aquellas que aún dependen de la libertad de Ilúvatar.

Es el Juez de los Valar; pero condena y enjuicia sólo por orden de Manwë. Námo es, junto con Manwë, el único de todas las criaturas de Arda que sabe a dónde se dirigen los espíritus de los Hombres al morir y abandonar Arda para siempre.

Mandos1

Es representado como una figura oscura con una voz fuerte, solemne y terrible. Es descrito como severo, desapasionado y nunca olvidadizo. Sin embargo, a diferencia de Morgoth, no todas sus profecías son crueles o buscan el mal, sino que buscan el bien, pues Mandos ve lo que está por suceder y sabe que causa sufrimiento en el mundo y sus profecías, que sólo pronuncia si Eru Ilúvatar así lo quiere (pues no son más que las palabras y pensamientos de Eru mismo dictadas a Mandos), buscan aliviar y evitar las penalidades del futuro.

Námo es conocido por sus profecías, pues él tiene un mejor conocimiento del mundo. Fue uno de los primero en no estar de acuerdo con la Gran Marcha de los Elfos a Valinor, ni estuvo a favor de la liberación de Melkor en las edades de los Árboles pues no creyó en su arrepentimiento. Tampoco estuvo de acuerdo en prestar ayuda a los hombres y elfos en la guerra de la Cólera, enfrentándose a Ulmo en este asunto, fiel defensor del proposito de Eärendil.

Sin embargo, el inamovible Mandos sólo se conmovió una vez, y fue cuando Lúthien cantó para él en las estancias de Mandos sobre su amor por Beren y sobre todas las desgracias y penurias de Elfos y hombres en la Tierra Media y Beleriand.

Oromë

Oromë significa "Soplador de Cuernos" en Quenya, que deriva del la palabra en Valarin "Arômêz". Con el mismo significado que en Quenya, su nombre y traducción Sindarin es Araw. Los Sindar también lo llamaban con el nombre de Tauron "el Señor de los Bosques". Proviene de las palabras "taur" en Sindarin que significa "bosque" o del Quenya "taure", "gran bosque". Recibe también el nombre en Sindarin de Aldaron, por su amor por los árboles y su gusto en la caza de monstruos y bestias feroces y su deleite en los caballos y los perros. Es uno de los Aratar. Nahar es el nombre de su caballo, blanco al sol y de plata refulgente por la noche. Oromë es descrito como un gran señor y un gran cazador pues a menudo entrenaba a sus gentes y bestias en la búsqueda de criaturas malvadas.

Oromë2

Nessa es la hermana de Oromë en el pensamiento de Iluvatar y Vána, hermana de Yavanna, es su esposa. El gran cuerno que lleva consigo se llama Valaróma, y el sonido de este cuerno es como el ascenso del sol envuelto en una luz escarlata o el rayo que atraviesa las nubes. Por sobre todos los cuernos de su ejército se oyó a Valaróma en los bosques que Yavanna hizo crecer en Valinor; pues allí preparaba Oromë a gente y a bestias para perseguir a las criaturas malignas de Melkor.

Oromë amaba la Tierra Media, la dejó de mala gana y fue el último en llegar a Valinor; y en otro tiempo volvía a menudo al este por las montañas y regresaba con su ejército a las colinas y las llanuras.. Contrasta con el Vala Tulkas en comportamiento, pues mientras que Tulkas, más fuerte que él, rie siempre en el juego y la guerra, se dice que Oromë es más terrible en la Ira.

Oromë1

Cuando ya todos los Valar vivían en Valinor, Oromë siguió visitando la Tierra Media de vez en cuando, cazando los mosntruos de Melkor con su jauría de perros, montado a lomos de Nahar. En una de estas expediciones a la tierra media, encontró por casualidad a los Elfos junto al Cuiviénen, siendo el primer Valar y el primer Aratar en ver a los hijos de Ilúvatar. Algunos elfos le temieron, pues al parece los sirvientes de Melkor ya los había visitado.Sin embargo, pronto demostró ser muy distinto. Vivió con ellos un tiempo, y después regresó para dar la buena nueva al resto de los Valar, que decidieron tras mucha discusión traerlos a Valinor.

Sin embargo, antes de eso, declararon la guerra a Melkor, deteniendole por varias edades en Valinor. Tras finalizar la guerra, Oromë envió a tres emisarios de los elfos a Valinor y más tarde convencieran al resto de sus congeneres. Asi comenzó la Gran Marcha de los Eldar, y Oromë fue quien a la cabeza de la marcha, guió a los elfos hacia las costas de Beleriand para poder ir a Valinor.

Los Maiar de Oromë más conocidos son Alatar y Palanto, los dos magos azules, que fueron escogidos por Oromë para ser parte de los Istari. Fueron enviados juntos por su amistad y su misión se centraba en los pueblos del Este, pero fallaron su misión y no regresaron. Sin embargo, se dice que de alguna forma lograron minar el poder de Sauron en el este, debilitando el numero de tropas que Sauron podía reunir para atacar el oeste. Aunque fracasaron en su objetivo inicial, lograron ayudar y contribuir en parte en la derrota de Sauron.

Nienna

Nienna, significa en Quenya "Llanto" o "La Plañidera", y proviene de la raiz "nei" que significa "lágrima". Se la llama a veces también como Fui, "noche" o Fuil "Reina de la Noche". También era conocida por otros nombres en Quenya como Heskil "Dama del Invierno", Núri "Dama de los Suspiros", Qalmë-Tári "Amante de la Muerte". Es una de los Aratar, aunque la menos poderosa de estos. Es hermana de los Féanturi, Mandos o Námo y de Irmo o Lórien; vive sola. Está familiarizada con el dolor y llora todas las heridas que ha sufrido Arda por obra de Melkor. Tan grande era su pena, mientras la Música se desplegaba, que su canto se convirtió en lamento mucho antes del fin, y los sonidos de duelo se confundieron con los temas del Mundo antes que éste empezase.

Nienna by edarlein

Pero ella no llora por sí misma; y quienes la escuchan aprenden a tener piedad, y firmeza en la esperanza. Los palacios de Nienna se alzan al oeste del Oeste en los límites del Mundo; y ella rara vez viene a la ciudad de Valmar, donde todo es regocijo. Visita sobre todo los palacios de Mandos, que están cerca de los suyos; y todos los que la esperan en Mandos claman por ella, pues fortalece los espíritus y convierte el dolor en sabiduría. Las ventanas de su casa miran hacia afuera desde los muros del mundo.

Su compasión es inmensa, pues incluso cuando se discutía en Valinor sobre el arrepentimiento de Melkor, Nienna aún habiendo llorado mucho por el dolor que este había producido a Arda, fue una de las primeras en creer en su verdadero arrepentimiento y en hablar en su nombre.

Olórin (Gandalf), fue su pupilo antes de partir a la Tierra Media como uno de los Istari, y de ella aprendió la compasión y la piedad entre otras muchas cosas, pues vivió largo tiempo en los salones de Nienna. Fue el mejor de sus aprendices entre todos aquellos que moraban en los salones de Nienna.

OTROS VALAR:

Irmo

Irmo significa en Quenya "El que desea" o "Maestro de los deseos". También es conocido con el apelativo de "Maestro de los Sueños" y "Señor de las Visiones". Es conocido como uno de los "Amos de los Espíritus" o Fëanturi; el menor. Es por tanto el hermano menor de Námo o Mandos, y también hermano de Nienna en la mente de Ilúvatar. Irmo es conocido como el señor de los deseos, las visiones y los sueños. Su esposa es Estë "la gentil", que vive con él en los llamado Jardines de Lórien por lo que a veces es llamado también con el nombre de Lórien, por el lugar en el que habita. Estos jardines se encuentran en la tierra de Valinor y es el más hermoso de todos los lugares del mundo, habitado por muchos espíritus. Los Jardines se encuentran lejos de Valmar, pero todavía en el Reino de Valinor. Muchos de los Valar acudían allí para descansar del cuidado de Arda y para refrescarse en las fuentes de Irmo y Estë. En sus dominios, Irmo junto a su esposa, otorga refugio y descanso, en los jardines y árboles de Lórien, en especial a los Elfos de Valinor a quienes les daba guía y les proporcionaba visiones y sueños.

Irmo o Lórien no trabajaba a campo abierto como otros Valar sino que su dominio es el de la mente y por eso sus poderes son invisibles y su influencia es sutil incluso para los más sabios. Envió esperanzas a los hijos de Iluvatar a través de lo sueños, en su conflicto con Morgoth. Ayudó a Ulmo a comunicarse en sueños con Finrod y Turgon, para que fundaran Nargothrond y Gondolin. No era buscado ni participaba en escenas de contienda o pena, dónde tenía lugar el conflicto. Por el contrario, participaba y se les buscaba en inspiración, en deseo, en esperanza y en los sueños y los corazones de aquellos que estaban en contra del mal. Estaba asociado por tanto a la esperanza, la inspiración, el amor, el sueño, el deseo, los sueños y las visiones.

Irmo1

Cuando se crearon el sol y la luna, Varda propuso que estuvieran siempre en el cielo, pero gracias a los ruegos de Irmo, que declararon que tanto el sueño como el descanso habían sido erradicados del mundo, hicieron que Varda cambiara de opinión y permitiera un tiempo para la noche, dónde el mundo aún tuviera sombras y media-luz, la de la luna, Tilion, permitiendo un tiempo para el sueño y el reposo en el mundo.

Miriel, la esposa de Finwë de los Noldor, tras dar a luz a Fëanor, se sintió cansada y fue a descansar a los Jardines de Lórien, dónde allí cansada de vivir, su espiritu pronto, al de un tiempo de vivir allí, abandonó el mundo y fue a morar libre a las estancias de Mandos. Su cuerpo sin embargo permaneció allí en Lórien, dónde Estë y Lórien mandaron a las damas de Estë que lo cuidaran y mantuvieran siempre inmaculado.

Muchos maiar vivían en los jardines de Lórien y servían a Irmo y a Estë. Melian vivió en Lórien, cuidando de los jardines durante mucho tiempo, justo antes de partir a la tierra media, dónde conocería a Thingol (Elwë), y se desposaría con él, teniendo a una hija, Lúthien con su esposo. Más tarde regresó aqui, cuando Thingol murió. sin embargo, uno de los Maiar más conocidos al servicio de Irmo, fue Olórin (Gandalf), que fue elegido como uno de los Istari y enviado a la tierra media. Olórin sin embargo, vivió en otros lugares fuera de Lórien como los Salones de Nienna, y las ciudades de los elfos, como Alqualondë y Tirion, pues gustaba de vivir entre los Elfos.

Vairë1

Vairë significa en Quenya, "Tejedora". Su nombre se deriva de la palabra en Quenya primitivo "weire", que viene de la raiz "-wey" que significa "tejido" o "viento". En el dialecto Noldorin del Quenya se la conoce como Gwîr, que viene de la palabra "gwi" que significa "red" o "tela" Es una Valier, esposa del Vala Mandos o Námo, y mora con él en las Estancias de Mandos.

Es la responsable de tejer la historia de Arda. Sus largos tapices cubren y decoran las estancias de Mandos. Con el paso de las edades, sus tapices se han expandido y son tan largos y grandes, que visten todas las paredes de los salones de Mandos.

Vairë

La Tejedora teje todas las cosas que han sido alguna vez en el Tiempo en tramas de historias, y las estancias de Mandos, más amplias a medida que transcurren las edades, se adornan con ellas.

Se dice que Míriel, después de ser traída ante Manwë de los salones de Mandos por ruego de Finwë a Manwë y los Valar, para ser traída de nuevo a la vida, ella decidió retirarse y no regresar de Mandos, abandonando a su esposo y su hijo, e instalándose en las estancias de Vairë por siempre, ayudándola a tejer. Se le encomendó la tarea de registrar todos los hechos de la Casa de Finwë.

Estë

Estë es una palabra en Quenya, que significa "descanso" o "reposo". Es apodada como "la Sanadora" o "la Gentil", pues es curadora de las heridas y el reposo es su don. Es esposa de Irmo o Lórien y vive con él en los Jardines de Lórien. Viste siempre un vestido Gris. No camina durante el día, sólo está despierta durante la noche. Durante el día duerme en una isla en el lago de Lórellin, sombreado de árboles. Las fuentes de Irmo y Estë calman la sed de todos los que moran en Valinor; y a menudo los mismos Valar acuden a Lorien y encuentran allí reposo y alivio de la carga de Arda.

Estë1

A ella le fue confiado el cuidado de Míriel, cuando esta se encontraba sin fuerza, y cuando murió, las damas de Estë se encargaron por siempre de cuidar de su cuerpo, que permanece desde entonces inmaculado, aunque Míriel jamás regresó a la vida. Es posible, que debido a la herida de Frodo en la Cima de los Vientos, recibida por los Nazgûl, acudiera aquí para sanar y curar o descansar del peso de esta herida.

A su servicio estaba la maia Melian, quien también servía a Vána. Durante mucho tiempo, ayudó a Estë y a su esposo a cuidar de los Jardines, antes de partir a la Tierra Media. De Estë se dice muchas veces que era "la Reina de todos los Maiar", pues los gobernaba y organizaba a todos, y por eso raras veces asistía al consejo de los Valar, pues sus asuntos en Arda se centraban más en todo aquello que se relacionaba con los Maiar de Valinor y la Tierra Media. Ella guardaba las fuentes de Lórien, a donde los Valar, Maiar y Elfos acudían a beber y reposar.

Tulkas-0

Tulkas significa en Quenya "fuerte" y "firme" y proviene de la raiz "-tuluk". Su nombre en Valarin es Tulukhastaz que significa "El de cabellos dorados" o "el rubicundo", de las palabras "tulukha(n)" que significa "amarillo" o "rubio" y "(a)sata" que significa "pelo de la cabeza". Su nombre en dialecto Noldorin del Quenya es Tulkus, que significa "fuerte". Su nombre dado en Sindarin por los sindar es Astaldo que significa "el Valiente". Otro nombre antiguo para él es Turenbo. Es más grande en fuerza y en proezas es Tulkas. Fue el último en llegar a Arda para ayudar a los Valar en las primeras batallas contra Melkor. Su esposa es Nessa, hermana de Oromë.

Ama la lucha y los torneos de fuerza; y no monta a caballo, pues corre más rápidamente que todas las criaturas que andan a pie, y no conoce la fatiga. Tiene el pelo y la barba dorados y la piel rojiza; sus armas son las manos. En apariencia es el más fuerte físicamente de todos los Valar, incluso que Melkor, pues fue él quien lo encadenó con Angainor.

Tulkas1

Poco caso hace del pasado o del futuro, y no es buen consejero pero sí un amigo intrépido. Se le describe como lento en encolerizarse pero también para perdonar, y por eso fue uno de los Valar que se opuso a la liberación de Melkor. Es también conocido por su impaciencia.

Tulkas es conocido por reírse tanto en el juego como en la batalla, y fue el único ser en el mundo con el coraje suficiente como para reírse en la cara de Melkor, a pesar de ser este el más poderoso ser en Arda y lo hizo una vez mientras luchaba contra él. A pesar de no ser uno de los Aratar, Melkor temía Tulkas más que a cualquiera de los otros Valar.

Vana valar 1

Nessa deriva del Quenya "neth" y significa "Joven". Otros nombres para ella son Hellinyetille, que significa "Ojos de Pensamiento Silvestre" u "Ojos de Violeta" y que viene de la palabra para la flor "helin", "violeta" o "pensamiento" y Melesta, derivada de la palabra "mele", "amar". Su esposo es Tulkas y es hermana de Oromë, y también ella es ágil y ligera de pies. Ama a los ciervos, y ellos van detrás de su séquito toda vez que ella se interna en las tierras salvajes, pero los vence en la carrera, veloz como una flecha con el viento en los cabellos. La danza la deleita, y danza en Valinor en los prados siempre verdes.

Nessa-0

Nessa amaba retirarse a las praderas siempre verdes de Valinor, cultivadas por Oromë a partir de toda la riqueza de sus claros del bosque. Cuando Yavanna creó los bosques de Oromë, ella plantó allí estos claros del bosque con hechizos que los hacían permanecer siempre verdes y suaves. Allí, en las bellas praderas de Valinor, Nessa y sus doncellas, danzaban hasta que Laurelin, el árbol dorado, florecía. Se decía que ella era mejor bailarina que Vána, pues no sólo era conocida por su rapidez sino también por sus impresionantes habilidades para la danza.

La morada de Nessa y Tulkas estaba llena de alegría y jolgorio, porque en la Casa de Tulkas, sus guerreros jugaban y rivalizaban en hazañas. A veces Nessa llevaba copas de vino y refrescos entre los campeones de su esposo.

  • Vána, "la Siempre Joven"
Vana Valar
Vána deriva de la palabra Quenya "vanima" que significa "hermosa". Es descrita como de bellas facciones y delicada, y por eso muchas veces se la llamaba "Vána la bella". Se la conoce también como "Reina de las flores", ya que tiene influencia en la flora y la fauna de la Tierra media, y se asocia en especial con las flores. Es La esposa de Oromë y hermana menor de Yavanna. Las flores brotan cuando ella pasa, y se abren cuando ella las mira; y todos los pájaros cantan cuando ella se acerca. Cómo su hermana el don de Vána era hacer crecer las cosas del mundo y ama la naturaleza. En sus dominos hay enormes jardines repletos de flores doradas, y a menudo, Vána iba a los bosques de su esposo Oromë.

Vána tiene la belleza de ambos, el cielo y la tierra en su rostro y en todas sus obras. Al igual que Nessa, cantaba y bailaba junto a sus doncellas.

Vana 2

En escritos antiguos, se dice que cuando el árbol dorado Laurelin murió, Vána lloró desconsolada en su tronco, pues nada podía calmar su llanto, y de su tronco muerto nació un brote pequeño, del que surgió un fruto, el último fruto de Laurelin, que sería más tarde confiado a Arien, la maia que estaba al mando de la barcaza del sol, iluminando de nuevo el firmamento. Se dice también que Vána se cortó sus dorados cabellos y con ellos se hicieron las velas de la barcaza del Sol.

Entre sus maiar, se dice que se encontraba, según algunos registros, la maia Arien, la doncella del Sol, y que de alguna forma tambien la servía la maia Melian. De la misma manera, otro maia que la servia era Aiwendil, conocido como Radagast, uno de los Istari. Sin embargo, no está claro, pues ninguno de estos maia tenía como Valar principal a Vána, pero es posible que realizaran pequeñas tareas a su servicio.

Valar Caído

Melkor, "El Gran enemigo Oscuro del Mundo"

Morgoth y los Silmarils

Melkor, que significa "El que se alza en Poder", es el más poderoso de los Valar en descender a Arda. Más tarde fue conocido como Morgoth "el Gran Enemigo Oscuro del Mundo". A pesar de ser el más poderoso, era su hermano Manwë era quien se regía como Rey de Arda y Señor Supremo de los Valar por ser el más cercano a Eru Ilúvatar y por designio de este, lo que enfurecía a Melkor y pronto odió al resto de los Valar y fue a morar lejos y se declaró abiertamente en su contra. Pero su principal motivación era que en verdad deseaba a Arda para si de tal manera que intentó por todos los medios lograr su objetivo.

Primero se enfrentó a sus homólogos Valar deshaciendo y rehaciendo a voluntad las creaciones que ellos hacia y corrompiendo a las criaturas vivas del mundo. Destruyó las dos lamparas y obligó a los Valar a habitar en Valinor, al oeste.

Luego, con la llegada de los Elfos, los Valar le hicieron la guerra para protegerlos de él, siendo derrotado y llevado a Valinor, donde fue juzgado y condenado por estos a permanecer encerrado tres edades. Después de este tiempo moró en Valinor, causando discordia entre los Elfos con sus sucias artimañas, y destruyendo finalmente los dos Árboles, robando los Silmarils de Fëanor y refugiándose de nuevo en la Tierra Media. En ese momento, Fëanor, fue quien lo llamó Morgoth, el enemigo oscuro del mundo, y desde ese momento fue conocido por los Elfos con este nombre.

En la Tierra Media, fue el principal enemigo de los Elfos, Hombres y Enanos en toda la Primera Edad del Sol, hasta que cuando parecía haber ganado y todo estaba perdido para los hijos de Ilúvatar que vivían en la Tierra Media, Elendil partió a Valinor y convenció a los Valar para que acudieran en su ayuda, y asi finalmente Melkor fue derrotado, siendo enviado al vacío intemporal hasta el fin de Arda.

Los Aratar y Los Fëanturi

Los Aratar

De entre todos los quince Valar que bajaron al mundo, ocho eran los más poderosos y son conocidos como "Los Grandes de Arda", "Sagrados de Arda" o "los Ocho" auunque su principal nombre era el de Aratar que significa en Quenya "Los Exaltados". Estos eran:

Fëanturi

Los Fëanturi, Námo o Mandos e Irmo o Lórien, junto a su hermana en el pensamiento de Eru Ilúvatar, Nienna.

  • Manwë, señor del viento y representante de Eru.
  • Ulmo, señor del mar.
  • Aulë, señor de la tierra.
  • Yavanna, señora de la vida.
  • Varda, señora de las estrellas.
  • Nienna, señora de la compasión.
  • Námo o Mandos, señor del destino y de los muertos.
  • Oromë, señor de los cazadores

Los Fëanturi

Se conoce con este nombre a los hermanos Námo o Mandos y a Lórien o Irmo. Son conocidos como los "Amos de los Espiritus". Sus nombres son Námo e Irmo pero muchas veces se los conoce por el nombre de los lugares que habitan, es decir como Lórien y Mandos. Ambos conjuntamente responden al nombre de Fëanturi.

Historia

Dos lamparas

Edades de las Lámparas

Los Valar participaron en la Gran Música junto al resto de Ainur y desde el principio, Melkor destacó con su voz discordante sobre los demás, pues al ser el más poderoso de los Ainur, era también el más orgulloso y se sentía superior al resto y buscaba prevalecer sobre ellos. Una vez la música fue manifestada en una visión por Eru, y este más tarde lo hizo existir, Algunos Ainur, conocidos como Valar desde entonces, descendieron a Arda junto a sus ayudantes Maiar para prepararla para la llegada de los hijos de Ilúvatar, los Elfos y los Hombres. Otros Ainur, equivalentes a los Maiar y Valar de Arda, permanecieron junto a Eru.

En Arda, según los Valar creaban, Melkor hacía lo posible por destruir las obras de estos y quería que Arda fuera su reino, por lo que en numerosas ocasiones surgió el enfrentamiento. Los Valar, en un principio, establecieron su morada en Almaren y crearon las Dos Lámparas, que iluminaban el mundo. Sin embargo, Melkor derribó las Lámparas y arruinó Almaren, por lo que los Valar decidieron morar en Aman, levantando las Pelóri, como un muro que protegiera su tierra. En Aman crearon los Dos Árboles, que iluminaban su reino. Melkor se instaló al norte del mundo en una fortaleza conocida como Utumno.

Edades de los Árboles

Con el despertar de los Elfos se cumplió el sueño que tanto ansiaban los Valar de ver a los Hijos de Ilúvatar por fin y para protegerlos del mal y para soportar la pesadez de su inmortalidad, decidieron llevarlos a Aman, para que moraran junto a ellos. Entonces decidieron hacerle la guerra a Melkor pues mientras él estuviera libre, los Elfos estaban a su merced. Asi pues los Valar lucharon contra Melkor y este fue vencido por Tulkas y encadenado con Angainor y encerrado por tres edades en Valinor. Sin embargo, Melkor no olvidó que su caída fue por culpa de los Elfos y por lo tanto los odió profundamente desde entonces y juró venganza. Oromë que fue el Valar que había encontrado a los Elfos, fue quien más tarde los guiaría hacia Beleriand y la Tierra Media, para que Ulmo los embarcase hacia Aman. Sin embargo algunos temieron a los Valar pues Melkor los había encontrado primero y aquellos elfos que se perdían eran capturados por los servidores de Melkor. Con estos Elfos torturados y sometidos por la oscuridad, creó Melkor la raza de los Orcos.
Melkor-and-Ungoliant-0

Una vez Melkor hubiera cumplido su sentencia, este fue liberado y se le permitió andar libre por Aman, ya que había mostrado falso arrepentimiento. Y Melkor intentó convencer a los Vanyar, pero estos no confiaban en él, y los Teleri eran para Melkor demasiado poco poderosos para su interés, asi que se interesó por los Noldor. Debido a que era similar en poderes a Aulë, el hacedor, y tenía gran conocimiento en la herrería y la forja, enseño con gusto a los Noldor, siempre interesados por las creaciones y la forja de objetos hermosos.

Allí corrompió a Fëanor y a muchos Noldor, poniéndolos en contra de los Valar. Pero lo que él más codiciaba eran los Silmarils que Fëanor, el mayor herrero élfico que haya existido, había creado con la luz de los dos árboles. Fëanor entonces sembró la discordia y fue sentenciado por los Valar a exiliarse a Formenos, en el norte de Valinor, dónde vivió. Sin embargo en un segundo juicio, Se descubrió que todo era obra de Melkor, pero este ya no se encontraba en allí, sino que Melkor, nuevamente, aprovechando la celebración de una fiesta, llegó a Aman acompañado de Ungoliant, quien envenenó a los Dos Árboles, matándolos. Melkor, a su vez, mató al padre de Fëanor, aprovechando que él no se encontraba allí y robó los Silmarils.

Al morir los árboles, los Valar, con el ultimo fruto y la ultima flor de Telperion y Laurelin, crean la barca del sol y de la luna, que es confiada a dos Maiar, Arien y Tilion. Con la primera luz del Sol y de la Luna nacen en el este la raza de los hombres, dando comienzo a la Primera Edad del Sol y fin a la edad de los dos árboles.

Primera Edad

Melkor parte a la Tierra Media y es la causa del Hado de los Noldor y todas las desgracias de los Elfos y Hombres durante la primera edad en la tierra media. Su sirviente Sauron, mientras se encontraba en Aman, había reconstruido la fortaleza de Angband y criado orcos, a la espera del regreso de su señor.

Los Valar, al final de la Primera Edad, fueron visitados por Elendil y su esposa, que pidieron ayuda en nombre de los Hombres y los Elfos de la tierra media. Los Valar respondieron, sucediéndose la Guerra de la Cólera, en la que Melkor fue detenido, sus pies rebanados y enviado al vacio intemporal, del que no podrá salir hasta el fin del mundo. En la guerra Beleriand quedó destruida y sucedió el fin de la Primera edad.

Segunda Edad

Al final de la edad, Los hombres de Númenor sienten envidia de los Elfos inmortales y de los Valar. Esto se debe a que han sido corrompidos en el pensamiento por Sauron, que se encuentra prisionero en la Isla de Númenor. Sauron fue capturado por Rey Ar-Pharazôn y llevado a la isla. Allí consiguió llegar a consejero del Rey, corrompiendo y envenenando al Rey y a su pueblo contra los Valar y los Elfos. Incluso instauró un culto oscuro a Melkor en la isla. Los Numenoreanos se dividen entonces en los Fieles, que siguen siendo leales a los Valar y amigos de los elfos, y los Seguidores del Rey, que cómo él recelan de los Valar y los Elfos. Ar-Pharazôn entonces decide saltarse la prohibición que los hombres tienen de los Valar de ir al oeste y junto con un ejercito, decide invadir Aman. Los Valar se asustan y piden consejo a Eru Ilúvatar, quien destruye la armada, y hunde la isla de Númenor bajo el mar. Los Fieles son los únicos que se salvan y llegan a la Tierra Media para fundar Gondor y Arnor.

El mundo entonces se vuelve redondo y Aman es sacado de los circulos del mundo, y sólo los elfos pueden alcanzar esta tierra, partiendo por el mar en el camino recto. Esta es la última intervención de los Valar en la Historia de la tierra media.

Los Valar y la mitología

Muchos escritores reconocen la influencia de diversos mitos creacionales en los escritos de Tolkien, a continuación enumeramos algunas analogías entre los valar y los personajes que los pudieron haber inspirado:

Manwe - Zeus (Mitología Griega), Arcangel Miguel (Cristianismo)

Mandos - Osiris (Mitología Egipcia)

Ulmo - Poseidon (Mitología Griega)

Aüle - Hefesto (Mitología Griega)

Tulkas - Thor (Mitología Nordica)

Yavanna - Demeter (Mitología Griega)

Vanna - Perséfone (Mitología Griega)

Melkor - Hades (Mitología griega), Satán (Cristianismo)