Tolkienpedia
Advertisement

Arveleg con la Piedra de Amon Sûl

Este palantír es uno de los más grandes, y fue llevado a la Tierra Media por Isildur en el 3320 de la Segunda Edad, y esta fue depositada en la Torre de Amon Sûl.

Cuando el Rey Brujo destruyó Amon Sûl en el año 1409 de la Tercera Edad, el palantír fue trasladado a tiempo hasta Fornost, donde se encontraba también la Piedra de Annúminas.

Tras la toma de Fornost, el último de los reyes de Arthedain, Arvedui, huyó hacia Forochel, donde un barco que fue a rescatarlo naufragó y ambas piedras se perdieron en el mar.

Advertisement