FANDOM


Lurtz fue un uruk-hai creado por Saruman en las cavernas de Isengard. Este le entregó el liderazgo de un batallón uruk y le encomendó intercepetar a la compañía del anillo, capturar a Frodo y matar al resto de integrantes. Es un personaje inventado para la película La Comunidad del Anillo, dirigida por Peter Jackson.

Historia

Lurtz-lord-of-the-rings-14782300-574-426
Tras la traición de Isengard, tal y como le revela Gandalf a Elrond poco antes de que el concilio tenga lugar, Saruman experimentó y logró cruzar con éxito orcos con duendes, dando lugar a los uruk-hai, una raza superior a los orcos convencionales, siendo estos más fuertes, ágiles, grandes y, además, resistentes a la luz del sol. Los uruks comenzaron a emerger, asistidos por orcos, del fango y el barro de las profundidades de las cavernas de Isengard.

Saruman en persona supervisó dicho proceso, presenciando cómo Lurtz, nada más nacer, asesinó con violencia al orco que lo ayudó. Este gesto sirvió para que el mago se interesara por él, tras lo cual llevó al sanguinario uruk a sus aposentos en Orthanc. Allí, Lurtz fue interrogado por Saruman acerca del origen de los orcos. Ante el evidente desconocimiento del ser, Saruman procedió a explicarle la procedencia de los mismos para después preguntarle a quién servía, a lo que Lurtz respondió de forma tajante pronunciando el nombre del mago.

Tras esto, Lurtz fue llevado de vuelta a las cavernas, donde junto a algunos uruk-hai más fue vestido y pertrechado para el combate por orden de Saruman, todo con el objetivo de crear una fuerza capaz de cazar a la compañía del anillo y aniquilarla. Una vez el grupo estuvo listo, Saruman le entregó el mando del batallón a Lurtz, arengando a estos y ordenando al recién ascendido capitán que capturase a un mediano que portaba algo de gran valor y acabara con el resto de integrantes del grupo.

Tras unos días de marcha, con la compañía aún navegando por el Anduin y sin ser conscientes de la amenaza que se cernía sobre ellos, Aragorn decide hacer una parada en la orilla oeste del Anduin para descansar y ultimar los preparativos antes de adentrarse en la parte oriental del río. En un momento dado, Frodo se aleja del campamento y se interna en los bosques de Parth Galen. Boromir, tentado cada vez más por el anillo, lo sigue y mantiene una charla con él, que rápidamente se torna tensa en el momento en el que Frodo sospecha de las intenciones del gondoriano y rechaza cualquier posibilidad de ceder el anillo o torcer el rumbo en dirección a Minas Tirith. Boromir enloquece y trata de arrebatársalo por la fuerza, pero Frodo, gracias a la invisibilidad que le otorga el preciado objeto, logra huir, tras lo cual Boromir es capaz de volver en sí y darse cuenta de lo que ha hecho, arrepintiéndose al instante. Mientras tanto, en el campamento, los demás se percatan de la ausencia de dos de sus miembros y salen en su busca. En su huida, Frodo llega a la colina de Amon Hen, donde Aragorn lo encuentra. El mediano, aún con miedo, huye del montaraz a la vez que le explica lo sucedido con Boromir. No obstante, Aragorn le demuestra que el anillo no tiene ningún efecto sobre él, tras lo cual acepta que Frodo ha de seguir su camino solo.

Es en ese preciso instante cuando la espada del hobbit empieza a brillar, alertando de la presencia de orcos en las inmediaciones. Aragorn se percata de esto e insta a Frodo a que huya, a la vez que el hombre acude al encuentro de la gran horda uruk liderada por Lurtz. El dúnadan inicia el combate y mientras algunos uruk luchan contra él, Lurtz ordena al resto de su tropa buscar a Frodo. Legolas y Gimli pronto se unen a Aragorn, el cual retrocede hacia el bosque, salvando a Frodo. Mientras tanto, Merry y Pippin, que habían permanecido escondidos, sin ser aún conscientes de las intenciones de su compañero hobbit le llaman para que se refugie con ambos, a lo cual Frodo se niega. Pippin, que no quiere dejar marchar a su amigo, sale del escondrijo. Tras percatarse del ingente número de uruk que hay, junto a Merry capta la atención de estos para así dar tiempo a Frodo. Los uruk, al ver que ambos son hobbits, comienzan a perseguirlos hasta dejarlos acorralados. Los hobbits, incapaces de reaccionar y a punto de ser víctimas de uno de los secuaces de Lurtz, son puestos a salvo por Boromir, que emerge de entre los árboles para socorrer a los medianos.

Haciendo gala de sus grandes dotes para el combate, Boromir en solitario se enfrenta al grueso de la horda, logrando mantener a raya a los uruk, que acudían hacia él en manada, convencidos de que Merry y Pippin eran sus objetivos. En un momento dado, el gondoriano sopla el gran cuerno de Vorondil en varias ocasiones, con la esperanza de alertar a Aragorn y los demás para que estos acudieran en su ayuda. Los uruk no paran de llegar y el hombre ordena a los dos pequeños que retrocedan. Es entonces cuando Lurtz vuelve a hacer acto de presencia y contempla, desde lejos, cómo Boromir despacha a un uruk tras otro. El infame ser carga su arco y dispara al hombre, acertándole de pleno. Boromir, no obstante, continúa en pie, lo que hace que Lurtz le dispare una segunda vez. Sin embargo, el gondoriano sigue la lucha. Lurtz le dispara una tercera vez, tras lo cual Boromir cae de rodillas, exhausto. Sin nadie que los proteja, Merry y Pippin son finalmente capturados, y mientras el resto de uruks se aleja con el preciado botín, Lurtz acude al encuentro de Boromir con la intención de rematarlo.

Cuando se dispone a cargar una vez más su arco, Aragorn aparece, respondiendo a la llamada del cuerno, y salva a Boromir en el último momento, arremetiendo contra Lurtz, al cual logra derribar. El uruk, furioso, se reincorpora espada en mano mientras toma un escudo del suelo. Aragorn y él tienen un violento choque. Lurtz, gracias a su gran fuerza física, le gana la partida al montaraz y con el escudo deja inmovilizado a Aragorn contra un árbol. Poco antes de recibir un golpe fatal, Aragorn logra liberarse y ambos tienen un breve enfrentamiento cuerpo a cuerpo. Aragorn logra atraversarle la pierna a Lurtz con su cuchillo, tras lo cual el uruk le propina un fuerte cabezazo. Lurtz logra sacarse el cuchillo y lame la hoja con su propia sangre, arrojándoselo a Aragorn, que a duras penas logra despejarlo sirviéndose de su espada. Tras esto, el montaraz se reincorpora y Lurtz acude a su encuentro, manteniendo un breve pero intenso enfretamiento, ambos espada en mano. Lurtz demuestra ser un hábil espadachín pero Aragorn termina por cortarle un brazo y atravesarle el torso. Lurtz, con su brazo restante, agarra a su adversario y hace que clave su espada aún más hondo, aproximando su rostro al de Aragorn mientras ruge. Aragorn saca su espada del cuerpo del uruk y lo decapita, poniendo así fin al duro enfrentamiento y a la vida del ser.

Interpretación

Lurtz, es interpretado en la Triología de Peter Jackson por el actor Neozelandes: Lawrence Makoare, este actor, también interpreta a Gothmog en la última película de la triología: "El Retorno del Rey" y pone la voz al Señor de los Nazgûl

Curiosidades

  • Según Peter Jackson, el director de las películas de El Señor de los Anillos, crearon a Lurtz porque no les parecía correcto que un guerrero como Boromir muriera a manos de cualquier orco, ya que en el libro, Boromir muere porque es herido por múltiples flechas provenientes de arqueros orcos.

Apariciones

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.