FANDOM


Cienagas-de-los-muertos-paisaje

Paisaje que presentan las Ciénagas de los Muertos en la película El Señor de los Anillos: Las Dos Torres

La Ciénaga de los Muertos (Dead Marshes en inglés) es una región de pantanos que se extiende al este de las Emyn Muil, rodeando parte de la llanura de Dagorlad. Recibe su nombre porque en los charcos que la conforman, debido a algún maleficio, se pueden ver los rostros de los soldados que murieron en la Batalla de Dagorlad, en la Guerra de la Última Alianza. En El Señor de los Anillos, Frodo, Sam y Gollum cruzan estas ciénagas en su viaje hacia Mordor.

Historia

Es probable que la Ciénaga, a pesar de ser un accidente natural, se formara a finales de la Segunda Edad, cuando tuvo lugar la Guerra de la Última Alianza, en la que Elfos y Hombres se aliaron para luchar contra Sauron, el Señor Oscuro. Antes de lograr penetrar en Mordor, las tropas aliadas debieron librar una batalla ante la Puerta Negra en la Llanura de Dagorlad. El combate fue largo y sangriento, y hubo muchas bajas en ambos bandos. Se dice que los cuerpos de los muertos quedaron allí y se formó un oscuro pantano que los cubrió, originando la Ciénaga de los Muertos.

A partir de ese momento, la ciénaga se convirtió en un lugar malsano y de mal agüero, siendo evitado tanto por las Razas Libres como por los Orcos de Mordor, por temor a los muertos. Pocos han sido los que se han atrevido a cruzarlas, los únicos viajeros conocidos que lo han hecho han sido Aragorn, que capturó allí a Gollum; y Frodo y Sam, que las atravesaron con Gollum como guía.

Geografía y aspecto

Se describe a la Ciénaga de los Muertos como una gran extensión de pantanos llenos de charcos barrosos y de plantas resecas y oscuras como las mismas ciénagas, incluyendo cañizares y juncos de tétrico aspecto. Lo más temido de ella era el supuesto maleficio que cayó sobre la misma, que hacía que las caras de los muertos fuesen visibles desde la superficie de los charcos. Durante la noche, aparecen en los pantanos muchos fuegos fatuos de color blanco que intentar llevarse a cualquier ser que se mueva por las ciénagas. Según Gollum, son los cirios de los muertos, y no hay que mirarlos ni seguirlos. 

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.